bienvenidos-magda

Magdalena Fleitas

Musicoterapeuta, Música, Docente, creadora de Risas de la Tierra, Jardín Musical y Espacio Cultural.

Risas de la Tierra

Una propuesta artístico-pedagógica para los pequeños y toda la familia. Jardín Musical y Talleres, tardes de cuentos, conciertos, mate y bizcochitos. Un espacio singular, personalizado y feliz.

En la vida como en la música

La música nos enseña tantas cosas. Mi bisabuelo, el gran músico y pedagogo Alberto Williams, escribió su Teoría de la Música. Apenas uno abre el libro, lee que la música es el arte de combinar los sonidos. Muchos años después, en mis estudios de musicoterapia, el profesor Yepes cuestionó esta definición: “Sí, sí, es el arte de combinar los sonidos, pero ¿Qué pasa con los silencios?” Y se me abrió otra puerta… No lo puedo negar, lo llevo en la sangre, yo también me sigo preguntando qué es la música. Junto definiciones, poemas, y presto atención a todas las analogías que la música nos ofrece en relación a la experiencia de la vida.

Por ejemplo: en la educación y la crianza, la música es un poderoso aliado, una varita mágica de aprendizaje en todos los sentidos. En el canto es fundamental la alternancia. Como en la respiración, uno inhala, emite y luego hace una pausa. Luego vuelve a inhalar y así sucesivamente. Si el canto fluye, se abre la boca y la voz sale y se proyecta hacia adelante, hacia el exterior, hacia el otro. Hay un momento para cada cosa, lo mismo sucede en el trabajo con los niños, en la dinámica y la tarea del equipo docente.

Al descubrir el maravilloso mundo del sonido podemos aprender a escuchar, aprendemos el arte de ser receptivos. Entonces, respirar, escuchar, emitir, fluir se expresan tanto en la vida como en la música.

En la práctica docente encontré muchas de estas afinidades con la música. En Risas de la Tierra (jardín que fundé en el 2005) construimos una escuela que canta y baila, con un lenguaje impregnado de juegos sonoros, de vibración, canciones y movimiento. La música habita en todos los rincones, nos envuelve, nos contiene. Es un abrazo potente y amoroso, lo sentimos todos los que trabajamos allí, los niños y las familias. Todos quienes nos dedicamos a la educación sabemos que la experiencia musical es maravillosa a la hora de aprender. Hay muchos estudios neurológicos que dan cuenta de esto; cada vez se investiga más la relación entre la música y el aprendizaje. Si nos enfocamos en la experiencia misma, podemos ver que tiene mucho para decirnos y podemos aprender, por ejemplo:

 

ARMONÍA

¿Qué es la armonía? A veces pensamos que la armonía en la vida es un estado de permanente felicidad, casi edulcorado. En realidad, es una alternancia entre tensión y distensión. Esto es parte de la riqueza de la música y podemos aplicarla también a la alternancia en nuestra actividad. A veces deseamos que todo siempre sea bonito y nos enojamos con los momentos de ruido, de tensión en el aula. Pero estos momentos son necesarios, especialmente para los niños, que cada tanto necesitan descargar, ser ruidosos,  gritar, circular por el espacio libremente. Nuestra educación nos ha enseñado a modelar a los chicos. En el siglo pasado, la escuela los tenía a todos mirando para adelante quietitos. Sabemos que esto todavía se mantiene en muchas instituciones. Pero para que haya una verdadera armonía, hay que animarse a atravesar tanto los momentos de calma como también los de caos, siempre con la contención y mirada del docente. Esos instantes de catarsis, de juego libre y a la vez cuidado, sin consigna, donde la exploración reina y los chicos juegan a su manera, son fundamentales en la dinámica. Luego, con la autoridad de quien sabe dar libertad, podemos volver al silencio, al secreto, a la canción íntima, a ese estado de calma y escucha que tanto nos gusta. Esto puede ser un auténtico camino de armonía.

Hay que saber escuchar y dar la bienvenida a la naturaleza de los niños, con su necesidad de movimiento, de exploración y libertad. Para que haya una armonía real tiene que existir esta sucesión de tensión y distensión.

También podemos comparar otros aspectos de la música como melodía, ritmo, etc. Pero lo más importante es que para que la música se transforme en un lenguaje verdadero, tiene que habitar los escenarios cotidianos: escuela, hogares y otros. Podemos conocer lo que escuchan y cantan las personas que trabajan en el jardín y la escuela. Si la experiencia es sólo una clase semanal, la riqueza de este lenguaje se empobrece. Invitemos a los papás, abuelos, a que nos canten sus canciones, así la música viaja de la escuela al hogar y del hogar a la escuela en un verdadero proceso de musicalización.

 

EL FLUIR DE LA ENERGÍA, EL RITMO

En Risas hacemos muchas reuniones de equipo. Las dinámicas grupales son fundamentales, todas las semanas hacemos intercambios, a veces hablando, otras ensayando repertorio y también bailando. Incluir distintas formas de comunicación nos permite llegar a todos los rincones de nuestra experiencia y poner el cuerpo en juego, liberar tensiones y jugar también como hacen los niños, desde nuestro lugar de adultos, docentes y artistas.

A veces el cansancio nos invade. Hace algunos años, dediqué toda una capacitación al manejo de la energía en el grupo. Hicimos foco en la experiencia personal y también en la mirada que tenemos de los niños, tanto de manera individual como de forma grupal. A modo de investigación, nos hicimos estas preguntas e intercambiamos ideas y respuestas.

¿Cómo administrar mejor mi energía personal a lo largo de cada jornada y del año?

¿Cómo administrar mejor la energía de mi grupo de alumnos, del grupo de docentes?

¿Cómo mantener el flujo de la energía sin agotarla ni sobre-excitarla?

En el aula podemos distinguir si el fluir del grupo y de cada niño está en su ritmo natural. Los niños son transparentes, enseguida expresan lo que les pasa. En este sentido, mirar nuestro estado también puede ser simple. Si la energía funciona mal, uno empieza a agotarse y a funcionar con las reservas. Perdemos la motivación “haciendo lo que se debe”. La sensación de cansancio y fastidio crece. Porque además del entorno, están todas las exigencias propias. Al funcionar de esta manera, nos perdemos de un flujo que se retroalimente y que se recicle, porque estamos retenidos, cerrados y la alegría vital en un equipo docente es muy importante.

Esto mismo sucede en la dinámica con los chicos. Al estar ellos tan en contacto con el suelo y con su cuerpo, enseguida se ven los efectos: hay caídas, golpes, llanto, sobre-exitación, miedo, rechazo, ruido y caos general. Los chicos chiquitos son grandes imitadores y por empatía, pueden entrar en caos o ponerse rígidos si lo que perciben de su maestro es un estado de poco fluir, un clima de fastidio y sobre-esfuerzo. Tenemos una responsabilidad al respecto, porque somos sus primeros modelos y guías.

 

EL SILENCIO EN LA COMUNICACIÓN

En las reuniones de maestros hacemos foco en comunicarnos con eficacia. Como los poetas, que eligen cada palabra y la saborean, la sienten. Como en la publicidad, donde cada detalle se piensa. Imaginemos entonces si no es importante buscar las palabras con las que vamos a guiar a los niños, para hablar de ellos, para nombrar lo que nos pasa en la escuela.

En una comunicación transparente, es más importante poner la intención en “comunicarnos” que en sólo decir lo que pensamos. También está incluido cuándo y cómo lo digo. En el equipo docente nos recordamos esta intención para crecer en la comunicación.

El hablar de más tiene un objetivo liberador, pero también puede ser una gran causa de pérdida de energía. Esto no quiere decir que todo tenga que ser serio, pesado o intelectual. Puede ser divertido, lo importante es percibir si una conversación nos cansa o nos nutre. Si lo que compartimos tiene sentido, podemos refinar las palabras y continuar por ese camino. La alegría está llena de significado. Es lindo escuchar que los compañeros dicen cosas bellas, profundas o divertidas, agudas y con humor. Hasta el disparate puede tener sentido. Pero si la palabra deja de tener sentido se pierde, no deja nada, es automática, vieja. Y para eso, mejor hacer silencio y escuchar lo que sucede.

Si hacemos silencio podemos recibir toda la carga de energía que está en el aire. Allí hay información, sensibilidad.

Determinar que estamos teniendo una charla con significado no es un proceso de pensamiento, es un proceso del chakra de la garganta, de confianza, apertura y significado.

El cuerpo da la clave, manifiesta si hay comunicación. Si nos sentimos mejor es porque fluye la energía. Algo “vuelve”, algo nos recarga, eso nos enriquece. Estamos a gusto, vitales.

Así como el corazón es el centro de nuestro ser, el silencio es el principio de toda comunicación.

Entonces, con los chicos, es importante que construyamos espacios de silencio, de escucha y de intercambio genuino. Cuando los maestros se conducen distraídos, el hablar se transforma en  ruido ambiente. A veces se pone música de fondo que también se vuelve ruido, y no queremos que eso suceda. Tampoco estar a los gritos, ni que los chicos se dispersen en un momento de concentración.

Llamamos al silencio, lo convocamos con gestos exagerados, con mímica casi secreta al estilo clown. Los chicos observan y entienden y también hacen silencio. Se pueden buscar recursos que ayuden. Apagar la luz, algunos movimientos, un “ahhhh” con la voz, que indique silencio, jugar a taparse la boca y abrir los ojos, reírnos de un sonido lejano, con complicidad y gestos de picardía, lo que se nos ocurra. Luego, cuando el silencio llega, respiramos, suspiramos, decimos: “Qué lindo este silencio”, “Chicos, son los campeones del silencio”. De esta forma también les enseñamos a escuchar, a apreciar la maravilla del silencio en grupo, conquistado por su propio valor y sin gritos mediante.

 

EN GRUPO CON LA SUMATORIA DE TODOS, PRESENTES Y EN SINTONÍA

Es difícil avanzar en una dirección o mantener la sensación de grupo cuando hay un nene o nena que se quedó atrás, que se dispersó, al que “perdimos” deambulando entre las sillas, con un juguete. Los que trabajamos con niños sabemos que los focos de dispersión interfieren en la dinámica, por eso cuidamos el espacio, los elementos y el orden, para ayudar a los chicos a concentrarse en la propuesta.

Es importante que todos estén “presentes” para estar en la misma frecuencia en grupo.  De esta manera los resultados son mejores, las canciones y los bailes suenan mejor, se ven más bellos, integrados. La postura también tiene que ver con esto. Los maestros tienen que estar centrados para guiar a los niños: la forma también es contenido, y lo mismo pasa con los chicos.

 

CON ESTO ES SUFICIENTE

Los que nos dedicamos a la educación sabemos que noviembre y diciembre son meses de intenso trabajo. Hay reuniones de padres, informes, cierres de proyectos, y todo lo que implica un fin de ciclo incluyendo el duelo, la despedida de los niños y la preparación de las vacaciones. Para esa época en Risas de la Tierra hacemos la Fiesta de la Música. Implica un gran despliegue ya que realizamos conciertos en la calle e invitamos a toda la comunidad. Es una fiesta reconocida, declarada de interés cultural por la Legislatura de Buenos Aires.

Sumamos entonces la preparación de una fiesta, ensayo de repertorio, de perfomances callejeras que hacen los maestros disfrazados de clowns. Tenemos que presentar permisos en la Municipalidad, convocar a la comisaría, organizar todo lo que tiene que ver con la seguridad y tantas otras cosas. Vamos a habitar por una tarde la calle y la plaza con todas las familias y los vecinos. No podemos descuidar ningún detalle: son tiempos de muchísimo trabajo para todos.

Uno de esos días fui a coordinar un ensayo al mediodía con los maestros. Apenas entré a la sala, percibí el cansancio general, cierta resistencia, lentitud en los movimientos, caras serias. Yo tenía una larga lista de pendientes para avanzar tema por tema con ellos, pero sentí que los maestros necesitaban una pausa, por lo cual cerré mi carpeta y les pregunté “¿Están para trabajar o necesitan otra cosa?”. Entonces surgieron algunas sonrisas espontáneas, cierta complicidad de ser descubiertos, bostezos y estiramientos en algunos de los docentes.

Decidí cambiar el rumbo original del encuentro y tomé lo que sucedía. Esto es muy frecuente en el trabajo con los niños. Para qué forzar algo cuando se puede tomar el emergente, dar un rodeo e ir suavemente hacia donde queremos, con pausas y con el cien por cien de todos. Cerramos las persianas, apagamos las luces y  propuse una meditación sencilla y espontánea con el fin de renovar la energía, de reciclar, descansar y sentir el cuerpo en el espacio. Hablé claro de darnos un tiempo para la relajación. Para comezar nos paramos todos en ronda y sacudimos un poco el cuerpo, empezando por los brazos, las piernas para liberar la tensión del cuerpo. Luego les pedí que se estiren, hicimos algunas respiraciones en forma consciente y fuimos todos a acostarnos al piso. No dije muchas palabras. Básicamente la meditación se centró en respirar y sentir el espacio a nuestro alrededor. Tan lleno de canciones y las risas de los chicos, del proceso de todo el año. Cada espacio tiene sonidos. Vibra y podemos escucharlo si hacemos silencio. Risas de la Tierra también lo tiene. Hice foco en abrir los sentidos, en silencio, dando pausa. Escuchar el espacio es hermoso, los oídos se abren y con ello se despiertan sentimientos, de estar en contacto, se oye la respiración, de uno y del compañero, pequeños movimientos. El sol entraba por las rendijas de las persianas, el jardín estaba callado, sólo se oían algunos sonidos lejanos. Los maestros descansaban.

Luego de veinte minutos hice un cierre, los invité a incorporarse de a poco, sin apuro. Y cuando una maestra me preguntó por los ensayos, me atajé a mí misma para cuidar esa intimidad conquistada, tan valiosa. Disfruté de decir casi con picardía misteriosa: “Con esto es suficiente”. Los maestros se fueron incorporando agradecidos, con una gran sonrisa. Algunos hicieron preguntas de la Fiesta de la Música y yo me contuve de avanzar en el trabajo repitiendo: “Con esto es suficiente, vayan a sus casas”. Fue hermoso poder cuidar ese momento de descanso, todos nos sentimos plenos y en la reunión siguiente el ensayo funcionó excelente, estábamos con energía y agradecidos por el momento compartido.

Y con eso fue suficiente.

 

 

Fiesta de la Música – diciembre 2016

Queridos amigos, les compartimos estos videos de la Fiesta de la Música con nuestros mayores deseos para el año que comienza.

Muchas gracias por todo y felices vacaciones!

Todo el equipo de Risas de la Tierra

Fiesta de la Música 2016 11va Edición

Desde Risas de la Tierra queremos agradecer a todas las familias que, pese al calor, estuvieron presentes e hicieron de la #fiestadelamúsica2016 una fiestaza inolvidable!

Los invitamos a ver el álbum de fotos:

https://www.facebook.com/pg/risas.delatierra/photos/?tab=album&album_id=10155620586522796

foto-para-web

Llegó… Llegó el gran día!!!

Los esperamos a todos a partir de las 17.30 horas en Av. Infanta Isabel y Av. Iraola, Bosques de Palermo.
No sabes dónde queda? aquí te adjuntamos un mapa. No te pierdas, te esperamos!
mapa-fiesta-de-la-musica-2016
 
Te invitamos a traer un REGALO con un dibujo o carta de un niño, el mismo será entregado a otro niño en estas Fiestas.
Muchas gracias!
El equipo de Risas de la Tierra
#risasdelatierra #compartiendorisas #fiestadelamusica2016

Fiesta de la Música 11va Edición – 2/12 17.30 hs Bosques de Palermo

flyer-fiesta-de-la-musica-11va-edicion_4-logos-finalUno de los festejos más lindos de Risas de la Tierra, abierto a toda la comunidad y gratuito, esta vez en los bosques de Palermo.

Desde hace 11 años que Risas de la Tierra celebra la Fiesta de la Música. Cantamos a las familias, al verano y al cierre de las clases con toda la comunidad del jardín, del centro cultural, del barrio y de otros barrios también! Abierto, gratuito y familiar !

Habrá espectáculos para todas las edades, shows musicales de alta calidad artística, sorpresas, carnaval de agua, baile y luces de colores en pleno bosque de Palermo.

Se presentarán: Magdalena Fleitas y la Gran banda, Risas de la Tierra, La banda de la Luna, Pim Pau, Dúo Karma, Luis Pescetti y banda, show de clowns y sorpresas!

Los esperamos el viernes 2 de Diciembre a las 17.30 horas en Av Iraola y Av. Infanta Isabel, frente al Lago y el Rosedal.
Importante: la fiesta transcurre en un playón, no olvides traer silla, reposera, manta o lona. Te invitamos a una verdadera fiesta popular.
En caso de lluvia, se suspende ese día y se realizará el miércoles 7 de diciembre.

Fuimos declarados de Interés Cultural por la Legislatura y por el Ministerio de Cultura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y, además, con gran alegría les contamos que este año tenemos el auspicio de UNICEF Argentina.

El festival tendrá un especial sentido solidario al que los invitamos a participar activamente trayendo un regalo con una carta o dibujo de tu hijo, sobrino o nieto. El mismo será entregado, a través de Red Solidaria, a otro niño en estas fiestas.

Seguimos en contacto y a prepararse !
El equipo de Risas de la Tierra

Lo que hacemos x los chicos

Qué hacer hoy sábado 26/11?
Aquí una propuesta muy tentadora para llevar a los chicos.
flyer-cck-lo-que-hacemos-por-los-chicos1
LO QUE HACEMOS X LOS CHICOS
Arte y Ciencia para los más pequeños.
de 14 a 19 hs en el CCK.
Entrada libre y gratuita.

Fiesta de la Música 2016

planetario-2015

Uno de los festejos más lindos de Risas de la Tierra, abierto a toda la comunidad y gratuito, esta vez en los Bosques de Palermo!

Desde hace 11 años que Risas de la Tierra celebra la Fiesta de la Música. Cantamos a las familias, al verano y al cierre de las clases con toda la comunidad del jardín, del centro cultural, del barrio y de otros barrios también!!!

Abierto, gratuito y familiar!!!!

Habrá espectáculos para todas las edades, shows musicales de alta calidad artística, sorpresas, carnaval de agua, baile y luces de colores en pleno bosque de Palermo.

Los esperamos el viernes 2 de Diciembre a las 17.30 horas en Av Iraola y Av. Infanta Isabel, frente al Lago y el Rosedal. Trae tu mate, silla, lona y cintas para bailar. Te invitamos a una verdadera fiesta popular, un espacio de felicidad para los niños y sus familias.

Fuimos declarados de Interés Cultural por la Legislatura y por el Ministerio de Cultura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

En caso de lluvia, se suspende ese día y se realizará el miércoles 7 de diciembre.

Pronto más detalles!

Faltan pocos días para la última RONDA MUSICAL Abierta a la Comunidad del año !!! Venís?

ronda-en-risas-2
Este sábado 5 de Noviembre a las 11 horas los esperamos con mamá, papá, abuelos, tíos, primos, amigos para compartir una GRAN Ronda Musical con los maestros y músicos de Risas de la Tierra.
Bono contribución anticipado en Cerviño 3760, de lunes a viernes de 9 a 18 horas.

Seguir leyendo

La luna de Candela, por Ismael Serrano.

Nos llegó este video casero en el que Ismael Serrano canta en su show en Madrid la canción “La Luna de Candela” y nos colmo de alegría!
Lo compartimos con ustedes.

Letra: Magdalena Fleitas, Música: Ana Victoria Iniesta

Querés conocer más sobre esta canción? Historia, musicos, letra y mucho más. Hace click aca:  http://www.risasdelatierra.com.ar/2015/04/1714/

Te vas a perder la ultima RONDA MUSICAL -Abierta a la Comunidad- del año ?

flyer-ronda-musical-especial-familias-051116El sábado 5 de Noviembre a las 11 horas festejamos juntos el “Día de la Familia”, cantando los clásicos de hoy y de siempre!!!
Los esperamos con mamá, papá, abuelos, tíos, primos, amigos para compartir una GRAN Ronda Musical con los maestros y músicos de Risas de la Tierra.
Cupos limitados!!!
Bono contribución anticipado en Cerviño 3760.

test