Cerró la última Noche de Encuentros y Caciones

El domingo 27 de enero culminó el Séptimo Encuentro de Cantautores con presentaciones de lujo como la de Magdalena Fleitas, Simon Beneitez, Fede Comín y Alejandro Balbis. La nota distintiva de la noche fue la versión de “Piedras y Carlos Calvo” interpretada por Balbis y una murga improvisada entre vecinos de Alta Gracia, otros cantautores y familia de los artistas, incluso con la presencia de Adolfo Barrera, uno de los organizadores (Foto arriba).

La jornada comenzó horas antes con Magadalena Fleitas con canciones para niños. Con su voz dulce y cálida hizo que niños y padres participaran de canciones. Al terminar la presentación detrás de vestidores fue el turno de darle de la teta a su niño de un año que la esperaba ansioso. De esta manera, se mostraba una vez más el ambiente íntimo que se vivía en este encuentro con entre artistas y la vida cotidiana.

Más tarde fue el turno de Simon Beneitez, cantautor de Alta Gracia que en un clima de bossa se preguntó en una de sus canciones: “¿Cómo se hace bossa nova con perfume de Tajamar?” (foto arriba). La jornada de Alta Gracia no estaba terminada a las 1 aún faltaba el artista con público propio que desde hace varios años vive en España: Fede Comín. Con su humor irónico, repasó sus éxitos que como él decía son canciones que escribió años atrás como Diez menos cuarto, y El hormiguero; y otras de sus primeros pasos en España cuando escribió “El Puente”  un tango que explicó: “De repente te das cuenta que estás en el mismo lugar que habías abandonado”. No faltron temas de su nuevo trabajo denominado: “Qué se yo”.

“Quizás él no lo sepa porque yo no se lo dije, pero es un honor tocar esta noche con Alejandro Balbis”, anunció sobre el escenario Comín y luego interpretó El lugar con Balbis. La noche se extendió hasta cerca de las 3 de la madruga con la sala casi completa cuando fue el turno del Gran Pez. Con un público “murguero” y expectante, Alejandro repasó canciones y relató como corresponde en un encuentro de Cantautores cuál fue el proceso creativo de sus canciones. El final llegó como en toda murga con “la despedida” y la colaboración de murguistas improvisados que en la tarde de pileta habían repasado canciones para compartir en el escenario.

Cantautores fue una vez más un encuentro entre artistas y su público, entre artistas y artistas, y entre artistas y vecinos de Alta Gracia que se sumaron a colaborar en este encuentro desde distintos lugares.

Por Luciano Gualda y María Luz Cortez